Erase una vez… como empiezan todos los cuentos, una vieja casa que había sido habitada por un viejo mago malvado y misterioso que tenía aterrorizado a sus vecinos. Un buen día sin explicación alguna aquel mago desapareció sin dejar rastro y nadie volvió a verlo pero desde aquel entonces la gente ve luces misteriosas, escucha voces y por supuesto nadie se atreve a acercarse a la casa.

La habitación mágica cuenta la historia de un niño travieso y de como un día decide entrar en esa casa abandonada sin hacer caso a las advertencias de sus padres y amigos.

En el momento que atraviesa la puerta descubre una habitación que parece tener vida propia y conoce al que será su mejor amigo en esta aventura, un pez.

Juntos intentaran conseguir el mayor de los trucos, transformar la vieja habitación en un auténtico teatro.